Qué ver en Zurich en un día (ruta por lugares indispensables)

Durante nuestra estancia en Suiza, de cuatro días, estuvimos alojados en Zurich. Sin embargo, también aprovechamos para visitar otros destinos: Luzerna y las cascadas del Rihn (Neuhausen). En un principio, la idea era hacer también Berna, pero se pasaba de presupuesto (aunque los que podáis no dudéis en hacerlo). Así que finalmente la ruta se centró en estas tres ciudades. Esta ciudad es rápida de ver, por ello voy a contarte qué ver en Zurich en un día.

Del aeropuerto al centro de Zurich

Lo primero que debes saber es cómo llegar desde el aeropuerto hasta el centro de Zurich. Es bastante sencillo, ya que la estación de tren se encuentra ubicada dentro del aeropuerto. Así que no deberás dar mucha vuelta y además está bastante bien indicado.

El billete se compra en unas máquinas naranjas, con las que deberás irte familiarizando, que encontrarás antes de bajar al andén. En los trenes suizos hay diferenciación de primera y segunda clase. Así que ten cuidado a la hora de sacar el billete, ya que la diferencia económica también es bastante grande. Una vez obtengas tu tiquete deberás introducirlo en una ranura que hay en las propias máquinas para poderlo validar. Como consejo recomiendo que lo hagáis, aunque no haya barreras para pasar. Sobre todo en los viajes de larga distancia, si viene el revisor ¡la multa es de 180 Francos Suizos!

Qué ver en Zurich en un día

Las zonas más importantes de Zurich se pueden visitar en un día. Aunque si tienes tiempo puedes hacerlo en dos de una forma más relajada. Zurich se encuentra en un lugar estratégico para visitar el resto de ciudades de Suiza, ya que se ubica en la llanura central y próximo a los Alpes. La ciudad es el motor financiero del país, además de ser el centro cultural. Sin duda es muy recomendable.

Empezamos la ruta desde la estación central, la más importante de la ciudad, Zurich HB.Desde ahí cogimos la calle Bahnhofstrasse, la avenida de tiendas más exclusivas y caras de Europa y la tercera del mundo. La verdad es que resulta bastante curioso ver como un bol de cocina cuesta 15.000 fr. Para los bolsillos económicos, como los nuestros, todo resultaba bastante impactante.

Seguimos nuestro camino hasta llegar al casco antiguo. El centro histórico de la ciudad es realmente bonito, merece la pena pasear sin prisas y sentir que te encuentras en un cuento de hadas. El río divide la ciudad en dos partes y alrededor de cada una de ellas se encuentran las atracciones principales a visitar. Hay múltiples formas de hacer la ruta, pero te voy a explicar la que hicimos nosotros, ya que es la que considero más completa para que no te pierdas ningún detalle de esta maravillosa ciudad.

Ruta por el casco histórico

casco histórico Zurich

Primero, empezamos por la parte izquierda del río. Desde Bahnhofstrasse llegamos a Lindenhof, una plaza elevada por la que se accede por unas escaleras y en la que podrás obtener una vista panorámica de la ciudad.

Linderhof

Es una plaza bastante especial, no únicamente porque te encuentres tableros de ajedrez enormes en el suelo para jugar, sino porque parece que estés en plena época post-medieval. De un momento a otro te imaginas ser una de las protragonistas de Juego de Tronos paseando por las callejuelas de su ciudad.

Después bajamos por la calle Schipfe, una calle que es un pasadizo a la orilla del río, hasta llegar a la iglesia de St. Peter.

Schipfe

Seguidamente llegamos a la plaza Münsterhof, donde se encuentra la iglesia Fraumünster. Allí nos paramos a tomar un café (6 francos).

Continuamos nuestra ruta hasta llegar al puerto donde se observan unas vistas espectaculares del lago, a lo lejos del cual, se hallan los majestuosos y nevados Alpes. Seguidamente, cruzamos por el puente hacia el otro lado del río. Fuimos dirección al lago, alejándonos del casco histórico,  hasta encontrar el Opernhaus, la ópera de Zurich. Allí nos paramos a comer.

Opernhaus

Volvimos de nuevo al casco antiguo por la orilla del río.  Lo que te encuentras primero desde esta dirección es el Grossmünster, la iglesia con las dos torres de Carlomagno. Después avanzamos nuestra ruta al lado del río en el que se puede ver el Rathaus, un edificio renacentista que alberga el ayuntamiento de la ciudad.

Grossmusnter

La Universidad y sus alrededores

A partir de ahí ya nos alejamos del río y nos adentramos por las calles de la ciudad. En estas hay restaurantes, cafeterías, tiendas con un toque vanguardista. A lo lejos se ve la universidad, así que tomamos camino hasta llegar a ella. Nos pareció muy bonita y majestuosa. Aunque, en un principio, la confundimos con la escuela primaria que se encuentra dos calles a bajo de la universidad. También muy bonita por su colorido.

En la universidad había diferentes museos y exposiciones. Por desgracia nosotros llegamos justo antes del cierre (18h, igual que la mayoría de comercios de la ciudad). Aún así nos dio tiempo de visitar el museo zoológico de la universidad (no confundirlo con el Zoo de Zurich) en el que había todo tipo de especies animales.

museo universidad Zurich

Aquí concluyó la ruta en la que visitamos los lugares más importantes del casco histórico de la ciudad. Así que volvimos a la estación de tren para tomar rumbo hacia Uetliberg, un mirador donde se aprecian vistas de toda la ciudad de Zurich, de los Alpes y de la Suiza Central.

Aunque antes nos paramos a ver el Museo Nacional y Platzpitz (el conocido “parque de las agujas”, llamado así debido a los estragos que causó la heroína en este lugar en los años 90).

De camino a Uetliberg

Uetliberg

Una vez en la estación nos dirigimos a Uetliberg. Realmente hay dos formas de llegar al mirador. Para los más deportistas y para aquellos que dispongan de más tiempo se recomienda subir a pie (1 hora aproximadamente). Sino, la otra forma de llegar es coger el ferrocarril que sale desde la estación central. El billete cuesta 16 fr y el tren es el S10.

Nosotros decidimos ir en ferrocarril debido a la lluvia. Así que si disponéis de varios días es mejor ir un día soleado, ya que las vistas son mucho más claras y espectaculares. Una vez arriba subimos a la torre de radio para captar una panorámica todavía más vertiginosa.

torre Uetliberg

Esta fue nuestra ruta completa para un día en Zurich, aunque sin duda hay otras actividades a realizar. La ciudad Suiza alberga muchos museos recomendables para los apasionados del arte: Kunthaus (la casa del arte con artistas de la categoría de Monet, Rodin, Van Gogh..), Landesmuseum o Museo Nacional, Museo Rietberg y Museo Fur Gestaltung, entre otros.

En conclusión, Zurich es una ciudad bonita y fácil de visitar en uno o dos días. Sin embargo, se queda corta si pretendes pasar una estancia larga allí.

Comparte

Plural: 5 Comentarios Añadir valoración

  1. Alejando dice:

    Por favor revisa la informacion que es erronea!

    1. @AlbaMartos dice:

      Hola Alejandro, gracias por el aviso. ¿Me podrías decir dónde lo has visto? No me gustaría que hubiera información errónea. Un saludo

  2. Antonio Davides dice:

    Gran articulo. Lo utilizaré de guia para mi viaje a zurich

    1. @AlbaMartos dice:

      ¡Muchas gracias Antonio! Espero que tengas un gran viaje. ¡Cuéntame a la vuelta! Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *