Ruta de 4 días por Ibiza ¡Conoce la isla!

Ruta de 4 días por Ibiza. ¡Descubre que puedes ver en esta preciosa isla mediterránea en un viaje de corta estancia!

Ibiza es una isla situada en el Mediterráneo que cada año atrae a millones de turistas. Y no es de extrañar, porque a pesar de exista una idea generalizada de que Ibiza es la isla de la fiesta y el desmadre, también tiene lugares increíbles para visitar. Yo fui atraída por sus aguas cristalinas, por sus paisajes, por su clima y por su mundo hippie.

Ibiza es una isla situada en el mar Mediterráneo que forma parte de las Islas Baleares junto con Menorca, Mallorca, Formentera y otros islotes de menor tamaño.

Ruta de 4 días por Ibiza

 Primer día de mi ruta de 4 días por ibiza

Yo tuve la suerte de que los 4 días que pasé en Ibiza estuvieron muy aprovechados. El vuelo de ida llegó a las 8.30 am de la mañana. Así que fuimos a coger el coche que alquilamos (casi que para visitar la isla es imprescindible alquilar uno) y empezamos nuestro recorrido.

El primer día decidimos quedarnos cerca del aeropuerto, ya que nuestro alojamiento quedaba en la otra punta de la isla y así no perdíamos tanto tiempo. Nuestro recorrido fue: Ses Salines, la playa cala nova y el mercadillo de las Dalias.

  • Parque natural de Ses Salines

El parque de Ses Salines es un espacio natural protegido de unas 3000 hectáreas terrestres y 13.000 marinas. Se extiende desde el sur de ibiza hasta el norte de Formentera. En la actualidad, la sal que se recoge de las salinas se refina para el uso doméstico y se exporta a diferentes países.

El parque, además, cuenta con un ecosistema de gran belleza y es zona especial protección para aves. Se han catalogado más de 210 especies, entre las que destacan las garzas y los flamencos.

Una carretera cruza el parque hasta llegar a la playa de Ses Salines. La verdad es que conducir por esos paisajes solitarios no tiene nombre. La playa favorita de los famosos que siempre está repleta de turistas. Por suerte, tuvimos la suerte de llegar pronto y disfrutar del agua turquesa en calma.

Aviso importante: id con las neveras preparas, porque ¡casi nos clavan 18 euros por una botella de agua en el chiringuito cool del lugar! Por suerte, un chico amable nos avisó de que había una tienda cruzando la carretera con precios normales y asequibles para bolsillos como el mío. Después de pasar unas 3 horas en la playa tomamos rumbo a nuestro siguiente destino

  • Playa Cala Nova

Cogimos el coche dirección a la impresionante playa Cala Nova. Si Ses Salinas me había gustado, Cala Nova superó las expectativas. La playa se encuentra en el municipio de Santa Eulària des Riu y tardamos unos 35 minutos en llegar. Sin duda, para mi fue una de las mejores playas que vi en el litoral ibicenco. Su extenso y precioso arenal de aguas turquesas, rodeado de pinos me cautivó. Además, si te acercas por las rocas es ideal para hacer snorkell y disfrutar de las vistas submarinas.

Cogimos algo de comer y pasamos parte de la tarde en la playa. Cuando nos cansamos nos dirigimos hacia nuestro apartamento (situado en Portinatx, el norte de la isla), nos arreglamos y nos dirigimos hacia el Mercadillo de las Dalias.

  • Mercadillo Las Dalias

El mercadillo de las Dalias se encuentra en el norte de la isla, Sant Carles. Las Dalias es una de las más importantes atracciones turísticas de la isla. La mezcla de música, ambiente hippie y jardines de colores y olores diversos hacen del lugar un icóno de la ciudad. Además, por no hablar de la multitud de puestos con ropa, bisuteria, complementos, zapatos y demás productos originales. Todo esto rodeado de barras de cócteles y restaurantes con música de fondo tocada por los dj’s de las Dalias.

El horario varía segun la época del año:

  • Junio a septiembre abren todos los lunes y los martes de 19h a 01h
  • En Agosto abren también cada domingo de 19h a 01
  • Durante todo el año abren los sábados a las 10h a 20h de la mañana

Segundo día de mi ruta de 4 días por ibiza

  • Ruta de 4 días por Ibiza pasando por Formentera

El segundo día decidimos hacer una escapada a Formentera. Decían que era una visita casi obligada y a mi parecer digo que es totalmente obligada. He tenido la gran suerte de viajar al Caribe y puedo decir que las aguas de Formentera no tienen nada que envidiarle.

Para mi punto de vista un día se te hace corto, así que es ideal madrugar para aprovecharlo lo máximo posible. La mejor opción es coger un ferry desde Ibiza hasta Formentera y llevaros el coche. Sin embargo, hay algunas compañías que no dejan sacar el coche de la isla, (como nos pasó a nosotras), así que preguntad antes de alquilarlo.

¿Qué compañía escojo?

Para ir hasta Formentera hay diferentes opciones de compañías de Ferry:

  • Balearia es la más famosa, principalmente porque es la que permite pasar el coche al mejor precio
  • Acqua Bus es la más económica (es la que yo utilice). El precio son 20 euros ida y vuelta. Además, cuenta con salidas desde la playa de Figueretas o Playa D’en Bossa
  • Trasmapi es la que tiene un precio más elevado (40 ida y vuelta)

¿Cómo me muevo por la isla?

Una vez en la isla la gente se suele mover con 3 opciones principalmente:

  • Bicicleta. Descartamos esta opción porque lo veiamos poco rentable. La idea parecía muy guay (rollo verano azul), pero si solo estás un día en la isla y con una bici… imagina lo poco que puedes llegar a ver
  • Coche. Es la opción por la que yo opté, ya que eramos 4 personas y es lo que sale más a cuenta (unos 10 euros por cabeza) + gasto en gasolina (que es casi nulo).
  • Moto. Esta es la mejor opción para moverte por Formentera si sois dos personas. Eso sí, espero que alguno de los dos haya cogido alguna vez una moto porque no paran de verse accidentes de inexpertos por la isla.

¿Qué ver en Formentera?

Ahora toca lo mejor ¡disfrutar de la isla! Ya hemos llegado y tenemos nuestro transporte, así que pongamos rumbo  al disfrute. Te dirán que es mejor tal playa que otra, que esta es la más famosa, etc

Pues verás nosotros enchegamos motores rumbo a Ses Silletes (catalogada una de diez mejores playas del mundo) y a los 5 minutos tuvimos que parar con el coche ¡Había una cola inmensa! El parking estaba lleno y ya no  había retorno, no quedaba otra que esperárnos. Así que después de perder unos 40 minutos en el coche sin movernos (sobre todo he avisado que hay que madrugar para disfrutar de la isla), nos indicaron hacia el parking, aparcamos y fuimos hacia la playa. Simplemente ¡IMPRESIONANTE! Pero no entendiamos una cosa ¿dónde estaba toda la gente?

A la hora nos dimos cuenta que no era en Ses Silletes donde estabamos, sino que habíamos aparcado en el parking más lejano y nos quedaba como a unos 20 minutos caminando. Así que ya después de todo el follón montado, decidimos ir y para vuestra información me quedo con la primera playa que vimos. Es cierto que el agua era un pelín más cristalina, pero no sabía dónde poner mi toalla. Estaba repleto de guiris y el encanto de una playa vírgen lo perdía por completo.

Después de estar unos 15 minutos en la famosa playa, comimos, cogimos el coche (como ves no lo usamos demasiado) y fuimos a recorrer otras playas: Saona y D’Es Mort. ¿Cuál es la mejor? TODAS. Todas tienen su encanto. Así que lo mejor es que selecciones un par de playas y pases la mañana en una y la tarde en otra.

  • Atardecer en Es Vedrá

Como el ferry de vuelta no lo cogimos excesivamente tarde (a las 18h) cuando llegamos de nuevo a la isla decidimos ver el atardecer en Es Vedrà. Es sin duda una de las cosas que más me gustaron de Ibiza. El paisaje es maravillo y más si lo ves con un mojito en la mano 😉

Esta enorme pirámide de roca se encuentra situada en el suroeste de la isla frente a Cala d’Hort, en el municipio de Sant Josep de Sa Talaia. Su singular forma y colosal tamaño de 382 metros que salen desde el agua hacen que Es Vedrà sea uno de los lugares favoritos de Ibiza.

  • Cena en un famoso bar de Santa Gertrudis

Por la noche para terminar el día de lujo pasamos por uno de los bares de bocadillos más conocidos de Ibiza: Bar Costa. Eso sí, la cola es inmensa y no se puede reservar.  Pero la mayoría de la gente no sabe que están esperando para la terraza y que dentro hay sitio sin problema. Así que en 5 minutos estabamos sentadas con ganas de probar ese famoso bocata.

La vianda más demandada (y la que también pedí) es el bocadillo de jamón ibérico con pan tostado. El bar es famoso por sus embutidos y quesos. Eso sí, tan solo hay bocadillos fríos. Pero sin duda cenar en el Bar Costa es toda una tradición de la isla.

Tercer día de mi ruta de 4 días por ibiza

La ruta del tercer día es algo más fiestera. Por la mañana fuimos a una de las calas más famosas de la isla sin prisa alguna y por la tarde a una de las discotecas más famosas de Ibiza

  • Cala Compte

Cala Compte seguramente sea una de las más famosas de la isla y por ello también, una de las más visitas. No podemos obviar que la cala es muy bonita y sus aguas turquesas son muy apetecibles para un baño, pero debido al alto porcentaje de turistas pierde el encanto. Eso no significa que no merezca la pena asomarse a verla. Sin embargo, si caminas unos pocos metros verás que hay un embarcadero desde donde se puede saltar y es mucho más tranquilo. No hay arena y es de rocas, así que te recomiendo unas cangrejeras y sobre todo el equipo de snorkel para pasar un rato divertido.

  • Ushuaia

Después de pasar la mañana en la playa y comer un menú barato nos arreglamos para salir a la famosa discoteca de ¡Ushuaia! El horario es de 17h a 23h. Así que te recomiendo que vayas sobre las 18h porque sino te pasará como a nosotras ¡pagarás un pastizal para aprovecharlo poco rato! Quizá fue uno de los errores del viaje llegar a las 21h a Ushuaia, pero espero que a ti te sirva mi consejo y vayas prontito para ver el espectaculo, mojarte los pies en la piscina y vivir la fiesta un poco más intensamente.

Cuarto día de mi ruta de 4 días por ibiza

Para el cuarto día os recomiendo encontraros cerca del aeropuerto para aprovechar el día de la mejor manera posible. Nosotras al estar en el norte de la isla teníamos la intención de ir por la mañana a una cala de por allí (dicen que las mejores son Aguas Blancas, Benirrás, Cala d’en Serra, Cala Xarraca…), pero degraciadamente cayó una tormenta de esas que no te dejan moverte de casa. Así que, tranquilamente recogimos las cosas y nos fuimos dirección a Dalt Vila.

  • Dalt Vila

Cuando la tormenta apaciguó, salimos a recorrer el centro de la isla. Dalt Vila es uno de los principales puntos turísticos de Ibiza. Aunque, sinceramente fue lo que menos me gustó. Seguramente influyó el día gris y apagado que hacía.

La ciudad queda encuadrada en las imponentes murallas que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Dalt Vila es el centro de gobierno y cultural de la isla blanca.

¿Qué ver en Dalt Vila?

Simplemente, debes paser y perderte por sus calles blancas, empinadas y empedradas (te recomiendo llevar zapato cómodo). Las calles también están repletas de tiendas (la mayoría no muy económicas). Todos esos caminos conducen hasta la Catedral y el Ayuntamiento, donde se encuentra un hermoso mirador, el Baluard de Santa Llúçia.

¿Quieres saber más sobre mi ruta de 4 días por Ibiza?

Si tenéis pensado hacer una escapadita a la isla blanca y queréis saber más sobre mi ruta de 4 días por Ibiza no dudéis en preguntarme. Espero que os haya sido muy útil y no olvidéis de compartirla con otros amig@s viajer@s.

Y no lo olvides ¡ViajarTodoLocura!

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *